Taller de Animación Rotoscópica en el Festicine


La rotoscopia es una técnica de animación que consiste en re-dibujar o calcar un fotograma teniendo otro como referencia. Una técnica muy bien manejada por los talleristas Laura Castillo, quien estudió cine y televisión en la Universidad Nacional de Colombia, además es co-fundadora y productora general en El Astillero Producciones. Y David Silva, animador, ilustrador […]

La rotoscopia es una técnica de animación que consiste en re-dibujar o calcar un fotograma teniendo otro como referencia. Una técnica muy bien manejada por los talleristas Laura Castillo, quien estudió cine y televisión en la Universidad Nacional de Colombia, además es co-fundadora y productora general en El Astillero Producciones. Y David Silva, animador, ilustrador y diseñador gráfico; en su filmografía se encuentran 4 animaciones en diversas técnicas: animación tradicional, animación digital, rotoscopia y stop motion, obras que han hecho parte de festivales nacionales a internacionales, como es el caso de la sexta versión del Festival de Cine Corto Popayán, donde no sólo participó, sino que también ganó.

En el marco de la séptima versión y por medio del proceso totalmente práctico,  el taller contó con 20 asistentes, quienes de manera intensiva y enfocados exclusivamente en el campo de la ilustración cuadro a cuadro, planeaban hacer un proceso de rotoscopiado a partir de un video ya realizado.

A nivel personal David, consideró al taller muy exigente y bastante intenso, aunque no se logró el objetivo inicial, realizar 1000 fotogramas, hicieron alrededor de 750 fotogramas, resultado que se dio a conocer en la ceremonia y fiesta de clausura. Expresó su satisfacción por una labor bien realizada y un deber cumplido, además del buen sabor de adquirir experiencia en la orientación de un taller tan complejo.

Aunque fue pesado, Laura manifestó su emoción, fue una experiencia enriquecedora tanto para los asistentes como para los talleristas, pues eran jornadas intensas de 9:00a.m. A 12:00p.m. y de 2:00 p.m. A 5:00 p.m. durante tres días, sin embargo pudo sentir las ganas de trabajar y de sacar los fotogramas adelante.

En esta ocasión Laura y David destacan la labor de los voluntarios y realizadores del Festival y no dudan al afirmar que si hay una nueva invitación, volverán. “La atención en Popayán es muy bonita, todos son amables, la logística del Festival es excelente, se notan las ganas de todos de que esto siempre salga bien”. También hacen una cordial invitación al público payanés para que apoyen el cine, el Festival y el arte: “vale la pena llenarse de conocimiento y aprender, en un espacio como el festival, conectarse con las personas que asisten a los talleres, proyecciones y charlas es invertir bien el tiempo”.

Aconsejan conocer más sobre el Festival, ver las programaciones e inscribirse a os talleres con anterioridad pues es una actividad que está creciendo y los cupos se llenan rápidamente.