Resultados de la proyección oficial de Animación


El Festival de Cine Corto continúa y las proyecciones también, esta vez se llevó a cabo la muestra de la selección oficial de animación contando con un numeroso público y el apoyo de estos a cada producto audiovisual, los cortometrajes que hacen parte de la competencia son los siguientes: – Sinfonía del viaje a la […]

El Festival de Cine Corto continúa y las proyecciones también, esta vez se llevó a cabo la muestra de la selección oficial de animación contando con un numeroso público y el apoyo de estos a cada producto audiovisual, los cortometrajes que hacen parte de la competencia son los siguientes:

– Sinfonía del viaje a la luna, de Sandra Reyes

– Candelaria Hot Dog, de Alexander Montoya

– Zipacón, de Maria Paulina Ponce

– Una gallina, de Alejandra Arboleda

– Vacuo, de Andrea Angarita

En esta ocasión el Festival tuvo como invitada a Sandra Reyes, quien ha presentado su cortometraje Sinfonía del viaje a la luna a través de la técnica stop motion en tres festivales a nivel internacional, durante el conversatorio Sandra expresó su emoción por el resultado y la aceptación de los asistentes, pues guardaba amplias expectativas por el gusto cinematográfico de los espectadores payaneses, sin embargo considera gratificante la experiencia de proyectarlo en la ciudad y de encontrar un espacio donde socializar con realizadores de cortometrajes de otros géneros, “es bastante agradable saber que más personas hacen y apoyan el cine nacional”.

Por otra parte, Sandra destaca la labor de los voluntarios, pues no sólo hacen posible este evento sino que también contribuyen al intercambio cultural, logrando que cada realizador se enamore de la ciudad.

A nivel general, aconseja que se siga apoyando el Festicine Popayan, para que continúe creciendo y así enriquecer la ciudad a nivel cultural. Respecto al cine aconseja explotar las ideas y arriesgarse, pues aunque es un proceso difícil, también reconoce que la satisfacción de observar en la pantalla grande un producto realizado es mucho más formidable.