La FUP se prepara para postular programas a la Acreditación en Alta Calidad


La institución busca alcanzar el objetivo de la Acreditación en Alta calidad con herramientas que permitan capacitar a docentes, administrativos y estudiantes frente al proceso. 

La Fundación Universitaria de Popayán por medio de la Oficina de Aseguramiento de la Calidad, tiene el firme propósito de continuar su proceso de fortalecimiento educativo en la institución y cumplir con el objetivo estratégico de ofrecer educación de alta calidad. Fue así como el pasado martes 4 de febrero, se llevó a cabo una reunión con los programas que se postularán a este proceso.

La acreditación surge atendiendo a la necesidad, expresada en múltiples escenarios de fortalecer la calidad de la Educación Superior y al propósito de hacer reconocimiento público del logro de altos niveles de calidad.

La acreditación en alta calidad es una certificación que expide el Ministerio de Educación Nacional a las universidades que cumplen con niveles de calidad superiores a los que se exigen para obtener el funcionamiento de las mismas instituciones o de sus programas académicos.

Es así como la institución está trabajando con planes de mejoramiento contando con el apoyo y el acompañamiento de la oficina de Autoevaluación, la cual está trabajando conjuntamente con las distintas áreas de la institución entendiendo que acreditación en alta calidad es una responsabilidad de todos.

En principio se hará la solicitud El Consejo Nacional de Acreditación (CNA) para condiciones iniciales a cuatro programas académicos: Ingeniería de Sistemas, Arquitectura, Psicología y Contaduría Pública.

El Consejo Nacional de Acreditación (CNA) es un organismo de naturaleza académica que hace parte del Sistema Nacional de Acreditación (SNA), creado por la Ley 30 del 28 de diciembre 1992 (Artículo 53) y reglamentado por el Decreto 2904 de diciembre 31 de 1994. Depende del Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), el cual define su reglamento, funciones e integración.

La acreditación institucional apunta sustancialmente a valorar la capacidad de la institución para sostener en el mediano y largo plazo, su proyecto institucional y educativo, su capacidad para enfrentar y dar respuesta oportuna a los rápidos cambios que plantea el entorno. Es más, una mirada hacia delante, hacia el futuro.

La institución busca alcázar el objetivo de la acreditación en alta calidad con herramientas que permitan capacitar a docentes, administrativos y estudiantes frente al proceso.