La FUP participó en la “I Asamblea seccional de Camacol”


El programa de Arquitectura hace presencia en este importante evento nacional.

En el marco de esta primera asamblea de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol Regional Cauca, se llevó a cabo el foro “Estabilidad Jurídica entorno al sector de la Construcción”, en el que se expusieron los desafíos que la actividad edificadora está enfrentando por cuenta de la falta de información territorial de calidad y la incertidumbre que genera la ausencia de reglas claras a nivel local.

Esta primera asamblea contó con la presencia de la Presidenta Ejecutiva de Camacol Nacional, Sandra Forero Ramirez y el Viceministro de Vivienda, Miltón Rosero, y permitió la conformación de la junta directiva de Camacol para la regional. La Cámara Colombiana de la Construcción CAMACOL, es una asociación gremial de carácter nacional sin ánimo de lucro, que reúne a nivel nacional empresas y personas naturales relacionadas con la cadena de valor de la Construcción.

Al evento fue invitado el Decano de la Facultad de Arquitectura de la FUP, Arq. Diego Fabián Bolaños Sarria, quien destacó la importante función de mejorar la articulación y trabajo con los gremios de la construcción en nuestra región, enfatizando en la coyuntura que vive el Municipio de Popayán con relación al proyecto de modificación del POT y señalo, “Con la FUP realizamos el Diagnostico del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio, luego, somos conscientes que el POT vigente se realizó en el momento en el que el país todavía no había profundizado en el conocimiento de la Ley 388 de 1997, que estableció los mecanismos e instrumentos de gestión que permitierán a un municipio promover el ordenamiento de su territorio, y  por tal razón la inmensa mayoría de estos planes implementados en la década del 2.000 tienen serias deficiencias de carácter técnico”.

Un POT de calidad otorga seguridad jurídica a la construcción:

Para el Decano, es importante garantizar una seguridad jurídica al gremio constructor sobre la base del desarrollo equitativo y responsable del territorio y el medio ambiente que soporta el Plan, “con los objetivos de los Municipios de impulsar la inversión y la economía, las administraciones debe ser promotoras de la inversión empresarial y de los hogares que de esas inversiones dependen, donde la certidumbre, seguridad jurídica, la legalidad y la sustentabilidad ambiental sean garantía y la base de las decisiones. Pero,  señala, que el sector edificador está en un terreno en el que esos principios se vulneran con frecuencia, y la corresponsabilidad de los diferentes niveles de estado en ese entorno de inseguridad jurídica no cuenta con una respuesta clara. Menciona un ejemplo que permite enseñar las transgresiones a los derechos adquiridos y a la inversión, en los que, además, las actuaciones administrativas y judiciales han sido fuente de inseguridad jurídica. Uno de ellos, el fallo relacionado con el municipio de Cajicá, en el que se avaló la suspensión de la expedición de nuevas licencias urbanísticas en suelos urbanizables, de acuerdo con lo establecido en el POT. La decisión, además de no contar con fundamentos técnicos ni jurídicos,  dejo en vilo la ejecución de las licencias que previamente fueron expedidas en legal y debida forma, y sobre la cuales existen derechos de construcción, compromisos comerciales, de inversión y proyectos próximos a desarrollarse que previamente fueron expedidas en legal y debida forma”.

Construcción  de la mano con el medio ambiente. El Arq. Menciona la importancia y el gran reto que radica en reconocer el valor de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos en los procesos de ordenamiento territorial, “es importante no sólo identificar y aplicar las determinantes ambientales del territorio y en algunos casos evaluar formas para flexibilizarlas, sino también tener presente la existencia de ecosistemas estratégicos, el agua por ejemplo, y las características del suelo al momento de planificar las intervenciones necesarias para la consolidación a futuro de nuestros territorios”.

JUNTA DIRECTIVA CAMACOL POPAYÁN En la primera Asamblea de Afiliados de Camacol Popayán, cumplida el 20 de febrero de 2018, fue elegida su Junta Directiva, la cual quedó conformada por Pedro Pablo Reyes Guzmán (Grandes y Modernas Construcciones de Colombia); Adriana Yaneth Rivera Farinango (Constructora Adriana Rivera); Juan Carlos Gañán Murillo (Arinsa Arquitectos e Ingenieros); Mauricio Navarrete Castro (Ladrillera Meléndez) y Lina María Jaramillo Barros (Alianza Fiduciaria), quienes serán los encargados, junto con la gerente seccional Mónica Valverde Rodríguez, de direccionar acciones gremiales y sectoriales en pro de la competitividad de la cadena de valor de la construcción y el desarrollo urbano formal.