La Fundación Universitaria de Popayán crea espacios sociales, de paz  y reconciliación por medio del “Abrazaton”.


Es una iniciativa conjunta que busca hacer algo simbólico que construya un ambiente de paz, un ambiente festivo, es un espacio para la dignificación de la persona.

El pasado viernes dos de noviembre, se llevó acabo la actividad llamada “Abrazaton” con el apoyo de la Fundación Universitaria de Popayán, el programa de Psicología de la institución y la primera Iglesia Bautista de Popayán, las cuales buscaban establecer espacios de perdón y reconciliación en el parque Benito Juárez de la ciudad.

El pastor Cristóbal Rivero Ochoa nos cuneta que: “Esto ha sido el producto entre la iglesia y la academia, hay muchas personas que necesitan un abrazo sentir un apoyo, un consuelo, queremos que por medio de esto, las personas se contagien de este tipo de actividades y así puedan llevar este granito de arena a sus hogares”.

Desde hace cuatro años se realiza esta actividad en diferentes partes de la ciudad, los estudiantes de la FUP por medio de un están, música  y una buena actitud hablan con las personas, les explican en que consiste la actividad y les dan un abrazo, sin ninguna distinción social aportan con un granito de arena a la restauración de la sociedad, apropiada para el clima de paz que busca la sociedad colombiana.

Heriberto Galeano, docente del programa de Psicología, afirma:  “Es una iniciativa conjunta que busca hacer algo simbólico que construya un ambiente de paz, un ambiente festivo, es un espacio para la dignificación de la persona que no cuenta con esta clase de afecto, como los habitantes de calle”.

    

Esto se hace en el marco de un convenio de práctica profesional entre la Iglesia Bautista y la FUP con el fin de no solo participar en estos eventos, si no que los estudiantes de psicología apoyen las actividades realizadas con las personas de escasos recursos que necesitan una ayuda psicológica.