Imaginando Nuestra Imagen Ipiales, tuvo su espacio en el Festival


El programa del Ministerio de Cultura Imaginando Nuestra Imagen –INI– se realiza con el fin de llegar a las ciudades colombianas que no cuentan con una escuela formal para estudiar cine. Ipiales, ciudad ubicada en el departamento de Nariño, decidió participar e ingresar a la convocatoria del Mincultura y poder realizar este taller, del cual […]

El programa del Ministerio de Cultura Imaginando Nuestra Imagen –INI– se realiza con el fin de llegar a las ciudades colombianas que no cuentan con una escuela formal para estudiar cine. Ipiales, ciudad ubicada en el departamento de Nariño, decidió participar e ingresar a la convocatoria del Mincultura y poder realizar este taller, del cual surgieron dos cortometrajes que se presentaron como muestra invitada en el 7 Festival de Cine Corto de Popayán.

Es de rescatar que las dos historias que ganaron el INI, no contaban con los requerimientos necesarios, como experiencia, ni equipos, y tampoco contaban con entidades que los apoyarán económicamente, sin embargo el impulso y las ganas de hacer cine, les permitió ganarse la beca “Estímulos 2015” y de esta manera ejecutar su primer trabajo cinematográfico. Los dos cortometrajes que se presentaron en el marco de la séptima versión del Festival de Cine Corto fueron:

Cruzando Fronteras con Maro López como director y Noreida Figueroa como productora, acompañados por Samanta Revelo como asistente de producción. Ellos cuentan la historia de un niño auto didacta que aprende a leer y escribir comparando las imágenes con lo que él escucha, él pregunta, entiende el sonido, compara las imágenes y empieza a aprender a leer y escribir. Adicionalmente de eso se cuenta la historia que existe debajo del puente de Rumichaca, dice el mito que existió una pelea entre Dios y el diablo y entre esa pelea se formó una cueva. En esa cueva sucede algo muy curioso y es que el Rio Guáitara es de agua muy fría pero en aquella cueva existe una piedra que emana agua caliente.

Mario López describe la motivación que tuvo para escribir esta historia  “Decido contar la relación que tuve con el periodismo desde que salí de la universidad y me encuentro haciendo periodismo ecológico en la frontera como tal, ahí me encontré a un niño reciclando y el niño leyendo ciclas numéricas realmente altas con una edad aproximada de 5 a 6 años, me surge la duda de porqué un niño en ese entorno le es tan fácil leer, entonces empiezo a investigar su historia y descubro que el padre es analfabeta, la madre pertenece a una tribu indígena del ecuador totalmente analfabeta, nadie sabe leer nadie sabe escribir y entonces empezamos a investigar su historia y querer contarla. Pusimos esta historia sobre el papel y decidimos darle un toque de ficción combinando la historia del niño autodidacta y la dualidad que existe entre Dios y el Diablo”.

El segundo cortometraje que se presentó se llama “Mi tesoro” escrito por Santiago Ortiz que hizo el rol de sonidista en la producción del mismo y Yesid Varona que llego a Popayán como director del corto. La historia cuenta sobre una anciana que es abandonada por su único hijo en el ancianito y su nieto es muy apegado a ella, por lo tanto decide emprender una carrera para buscarla hasta encontrarla y demostrarle al papá que el único tesoro que tienen ellos es la familia.

“Quisimos que estos dos cortos no tocaran temas que los toca todo el mundo como es el caso de la violencia, entonces quisimos mostrar otra realidad, como es el abandono de los adultos mayores, en un inicio cuando se muere el abuelo fue algo real, quisimos mostrar la indiferencia que existe con los adultos mayores y que más que un conflicto armado existe un conflicto familiar y que la guerra empieza desde la casa”. Afirmó Yesid Varona director de mi tesoro

Aunque es la primera vez que se hace un proceso audiovisual de este tamaño en la ciudad de Ipiales, el Festival de Cine Corto de Popayán los felicita, por el gran trabajo que realizaron ya que las producciones fueron de gran agrado para los espectadores, además que demostraron el empeño de esta producción y las ganas de seguir realizando proyectos cinematográficos.