Festival de Cine Corto y Cine en Mi Barrio, juntos llevando cultura a las comunas de Popayán


Continuando con la proyección en los barrios de la ciudad, el pasado viernes 13 de noviembre el festival de Cine Corto visitó el barrio Lomas de Granada, donde se realizaron proyecciones de algunos de los cortometrajes expuestos en el marco de la séptima versión del evento, con el fin de fomentar un acercamiento crítico de […]

Continuando con la proyección en los barrios de la ciudad, el pasado viernes 13 de noviembre el festival de Cine Corto visitó el barrio Lomas de Granada, donde se realizaron proyecciones de algunos de los cortometrajes expuestos en el marco de la séptima versión del evento, con el fin de fomentar un acercamiento crítico de la ciudadanía a la cultura cinematográfica y formar procesos de paz e identidad en sectores con problemáticas sociales.

Más de 2.000 personas de todas las edades acudieron al llamado del Festival, para conocer diferentes cortos colombianos y llegar al público de una forma diferente, como lo argumenta el director de Cine en mi Barrio, Henry Laserna: “queremos que la gente se eduque en el tema audiovisual y aprendamos a conocer aspectos para ser críticos de cine y de esta manera empezar a consumir buenas proyecciones”.

La iniciativa surge desde este año con una alianza estratégica entre el Festival de Cine Corto de Popayán y Cine en mi Barrio, para dirigirse a sectores que necesitan encaminarse en procesos culturales que ayuden a sus habitantes, especialmente jóvenes a utilizar bien su tiempo libre y puedan encontrar en el cine un proceso de formación cultural.

Jhon Jairo Guerrero, presidente de la junta de acción comunal del barrio Lomas de Granada manifestó: “estas proyecciones son excelentes para nuestra comunidad, la verdad queremos que ustedes posicionen este proyecto en nuestro barrios y estén constantemente viniendo a integrarnos para alegrar las noches con buen cine. Esta parte culta la tenemos que rescatar, el cine nos ayuda en la parte cultural y social. Agradecemos a la FUP y al Festival por acordarse de nosotros y trabajar en los sectores que necesitan de estos espacios, la acogida a sido muy buena, la gente ha mirado en estas proyecciones un momento para unirse en familia y sobre todo que los jóvenes cuenten con un espacio sano para reunirse en pro a la cultura que tanto necesitamos.