El Festival de Cine Corto se tomó la Torre del Reloj


En esta ocasión la función se volcó al centro histórico de Popayán, allí los payaneses pudieron disfrutar de una gran variedad de producciones audiovisuales Por: Daniel Egas El jueves 12 de noviembre, en el marco de la séptima Festival de Cine Corto de Popayán, los cortometrajes salieron del Teatro Municipal Guillermo Valencia para apropiarse de […]

En esta ocasión la función se volcó al centro histórico de Popayán, allí los payaneses pudieron disfrutar de una gran variedad de producciones audiovisuales

Por: Daniel Egas

El jueves 12 de noviembre, en el marco de la séptima Festival de Cine Corto de Popayán, los cortometrajes salieron del Teatro Municipal Guillermo Valencia para apropiarse de “la pantalla más grande de la ciudad”, cómo llaman los miembros de Cine En Mi Barrio a la Torre del Reloj.

Cine En Mi Barrio, es una iniciativa que pretende promover espacios culturales en la ciudad y generar alternativas de entretenimiento para los payánese y claro esta, su objetivo primordial es llevar “el cine para todos”, como cita el eslogan de Colombia de Película, nombre con el que se conoce a nivel nacional esta iniciativa.

Con apoyo del Ministerio de Cultura y llevado a cabo por la gestión de la Fundación Universitaria de Popayán y la Fundación la Tuatara, Cine en mi Barrio desde el año 2013 continúa consolidándose como proyecto social que incita al cambio a través de producciones audiovisuales.

Aprovechando el espacio que el Festival de Cine Corto le abre a esta iniciativa, en esta ocasión las funciones se han realizado satisfactoriamente en los barrios El mirador y Lomas de Granada, además del centro histórico de la ciudad, en todas, con una gran aceptación por parte de los ciudadanos.

Son espacios muy bonitos. A veces no todos tenemos la posibilidad de ir a cine y es bueno que estos eventos se hagan en un espacio público y abierto para todas las personas”. Así expresa María Sánchez, una de las asistentes a la función en la Torre del Reloj, quien además afirma que le gustaría ver más seguido eventos de este tipo.

Además de ser un espacio cultural, el marco del Festival de Cine Corto también beneficia a trabajadores informales. “El evento está buenísimo en todos los sentidos, las ventas aumentan y uno también disfruta de las películas”, afirma Helena Torres, vendedora ambulante en el sector del Parque Caldas.

Desde las 7:00 p.m. la gente se agolpaba en la esquina de la calle quinta en plena Torre del Reloj. Niños, adultos, trabajadores, estudiantes, caminantes sin distinción alguna, en esta ocasión, tuvieron la posibilidad de observar cortometrajes de ficción y animación. “Me gusto lo inclusivo que puede llegar a ser este evento, puedes disfrutar tranquilamente con tus hijos en un ambiente agradable”. Señaló Duvan Huertas, uno de los asistentes del evento.

Con una gran respuesta y orden por parte de los asistentes, culminó esta jornada de Cine en mi Barrio, todo gracias al eficiente trabajo de los organizadores y al buen comportamiento de las personas. Así seguramente este tipo de espacios se seguirán abriendo en la ciudad.