Comunicado del padre Mario Polo frente a las ayudas a estudiantes FUP


En lo que hemos podido ayudar y con el fin de mantener viva la institución, lo hacemos con agrado y solidaridad con nuestros estudiantes.

Hace algunos días, el P. Diego Jaramillo, presidente de la Organización el Minuto de Dios, envió algunas ayudas para la gente del Cauca. Junto al Padre Juan Diego, director de la pastoral Social de la Arquidiócesis y el Padre Guillermo Cleves, director de la pastoral de la FUP, nos desplazamos a algunos asentamientos muy necesitados de la ciudad. Allí llevamos más de 100 mercados de los muchos que ha venido repartiendo también la pastoral social.

Esta labor se viene realizando también al interior de la Fundación Universitaria, el Padre Guillermo y el vicerrector Administrativo y con ellos los directores de programas, profesores y algunas personas de servicios generales, se han unido para atender estudiantes necesitados que han pedido colaboración, han entregado mercados, ayudas para conectividad, computadores e igualmente como rector hice el pedido a la Asamblea General y al Consejo Superior, para poder realizar los descuentos en las matriculas de todos los estudiantes FUP 2020-2, con un 25% real.

También para cambiar un poco los tiempos de la matrícula y así ser lapsos para no dejar a nadie por fuera.

Hemos mantenido diálogos con autoridades gubernamentales, ICETEX, y con la Cooperativa Minuto de Dios para aunar esfuerzos en favor de nuestros estudiantes.

Hay mucha gente que cree que la Fundación tiene mucho dinero y de sobra, quiero contarles que es una Fundación sin Animo de lucro, que vive de las matriculas de sus estudiantes y de algunos proyectos que se trabajan en conjunto con entidades privadas o públicas. Por obligación y vigilados por el Ministerio de Educación, somos una entidad que debe reinvertir sus excedentes en la misma institución, y cuando lo hemos podido hacer así se ha hecho.

Hoy cuenta la institución con salas de computo, laboratorios, sedes dignas, algunas propias otras alquiladas y un número grande de trabajadores al servicio de los estudiantes en la institución, son mas de 800 personas en docencia, servicios generales y administrativos y muchos jóvenes, aproximándonos a los 8000 mil en toda la institución.

Algunos hablan de más y quiero colocar un ejemplo, el cobro que se hace por el grado, en la mayoría de instituciones el grado es la entrega del título sin ninguna otra “parafernalia” la institución no tiene obligación de hacer ningún reconocimiento adicional, no se cobra por la música o el sonido, la ceremonia se hace con agrado por el esfuerzo del estudiante; no pertenece el recurso a esta “parafernalia” algunos sostienen que se rebajen los derechos de grado, porque no hay ceremonia, no es la ceremonia lo que tiene un valor económico, pues hay actos administrativos que sigue teniendo la Fundación o cualquier universidad y son aprobados por el Ministerio.

En lo que hemos podido ayudar y con el fin de mantener viva la institución, lo hacemos con agrado y solidaridad con nuestros estudiantes. Por lo mismo les invito como rector a ser solidarios igualmente con la FUP y también unos con otros como miembros de una familia que comparte lo poco que tiene.

Dios les bendiga.

Mario Alfredo Polo Castellanos CJM

Rector