29 de septiembre día mundial del corazón


Conoce la importancia de la prevención cardiovascular

Cada 29 de septiembre se conmemora el “Día Mundial del Corazón”. Diferentes organizaciones a nivel mundial, trabajan para promover la salud cardiovascular, con el objetivo de reducir en un 25% la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares para el año 2025.

La primera causa de muerte natural en el primer trimestre de 2021 para ambos sexos, corresponde a ciertas enfermedades infecciosas y parasitarias, grupo donde se clasifican las defunciones por COVID-19. En segundo lugar, están las enfermedades isquémicas del corazón, y en tercer lugar las enfermedades cerebrovasculares.

Cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares (ECV) que por cualquier otra causa. Más de tres cuartas partes de las muertes relacionadas con cardiopatías y accidentes cerebrovasculares ocurren en países de ingresos medianos y bajos.

El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular (ECV) aumenta por una alimentación poco saludable, la cual se caracteriza por un bajo consumo de frutas y verduras y un consumo elevado de sal, azucares y grasas. Una alimentación poco saludable contribuye a la obesidad y el sobrepeso, los cuales a su vez son factores de riesgo para las ECV.

Importancia de la prevención cardiovascular

Una gran proporción de estas muertes podría evitarse si se hiciera consulta médica temprana para identificar y tratar factores de riesgo cardiovascular mediante una alimentación saludable, en la que haya reducción en la ingestión de sal, se incluya el ejercicio físico rutinario y se evite el con-sumo de tabaco.

Algunas de las acciones que se pueden emprender para cuidar el corazón, se basan en recomendaciones tan sencillas como cocinar y comer sano, un ejemplo claro y con buen soporte científico está la “dieta mediterránea”, la cual es similar a la dieta DASH; este tipo de alimentación Es rica en verduras, frutas, legumbres, nueces, lácteos desnatados y pescado, y es pobre en carne, especialmente roja. El alcohol se consume con moderación, en especial durante las comidas y como vino tinto.

El principal componente calórico de esta dieta es el aceite de oliva virgen. Es, por tanto, rica en magnesio, potasio, fibra, antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturados. Además, la practica regular de ejercicio físico (150 minutos/semana de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa