CURSOS DE FRANCÉS

Ser un estudiante en la Escuela de Idiomas FUP es una oportunidad que brindamos para estudiantes mayores de edad. El curso está diseñado para brindar al estudiante, un contenido actualizado, con datos a los cuales ellos se pueden refiere fácilmente, utilizando herramientas como textos, clases multimedia y actividades complementarias.

Enlace de interés: Bonjour de France – Apprendre le français en Ligne

El curso de francés para adolescentes, tiene una duración de 26 niveles y se desarrolla a través de 6.5 módulos donde el estudiante desarrolla su habilidad comunicativa, de comprensión y escritura, destrezas que el estudiante adquirirá de forma progresiva mientras avanza en el curso. Nuestro programa es ideal para jóvenes que deseen desarrollar habilidades en francés dentro de una excitante variedad de actividades didácticas y sociales.

Talleres de aprendizaje

Se conciben como una forma diferente de aprender. Están diseñados como complemento de curso y como refuerzo de los conocimientos lingüísticos, a través de tareas prácticas de la vida personal y profesional. Los talleres le permiten mejorar uno o más de sus habilidades en francés, con respecto a sus objetivos y necesidades.

Cada taller se puede seguir por sí solo o en combinación con un Curso.

Taller de francés oral

Este permite mejorar las habilidades orales. El taller de francés oral está diseñado para consolidar sus capacidades para hacer más fácil la participación en la conversación, en los ámbitos de la vida cotidiana y profesional.

Taller de francés escrito

Creado con el fin de mejorar las habilidades de escritura. El taller de francés escrito está diseñado para solidificar sus habilidades en la lectura y la escritura, como parte de las capacidades indispensables de la vida cotidiana y la vida profesional.

Talleres temáticos

Civilización: ofrece un descubrimiento de la civilización francesa y la cultura a través de la arquitectura, pintura, historia del arte, geografía…

“Vivir en París” es un taller tiene por objeto simplificar su rendimiento en francés, ayudándole a llegar a ser autosuficiente en francés, la superación de dificultades ordinaria. Cada semana, llegar a la práctica una capacidad específica, la mayoría de las veces usando el medio ambiente de la ciudad para poder utilizar esta experiencia en la vida cotidiana: la solución de un problema de comprensión. Temas: la vida cotidiana, los deportes y pasatiempos, la administración, la gestión de las dificultades inesperadas.

Los estudiantes pueden incrementar sus conocimientos en francés a través de diferentes actividades relacionadas con la cultura francesa dentro del el ámbito del arte y todas sus ramas, dando a los estudiantes la oportunidad de desarrollar diferentes actividades dentro y fuera de la Institución, aumentando la confianza en el aprendizaje de francés.

Los niños son recibidos en nuestra institución desde los 4 años de edad. Tres edades diferentes de acuerdo con las etapas de evolución psicológica nos permiten proponer cuatro grupos: 4 a 6 años, 7 a 9 años, 9 a 11 años, 11 a 13 años. A partir de los 14 años los estudiantes podrán ingresar a los cursos de adolescentes y adultos.

¿Cómo aprenderá el niño?

Desde el primer día de clases, nuestros profesores, todos con experiencia pedagógica, se encargan de guiar el aprendizaje del niño a través de actividades lúdicas que lo acercan desde el primer minuto a la lengua y a la civilización francesa pues las clases se desarrollan progresivamente en francés. Un material pedagógico adicional al libro permite el enriquecimiento lexical así como el acceso y afianzamiento de estructuras gramaticales necesarias para una buena expresión. El niño, entonces, se siente en un verdadero ambiente francófono, dinámico, divertido y útil en su vida cotidiana, mostrando interés por el aprendizaje.

El juego como medio de aprendizaje

La fuerza motivadora y el interés intrínseco que los niños incluyen en sus juegos nacen de la propia naturaleza lo cual es aprovechado en nuestras clases para incrementar en los estudiantes el interés y el rendimiento de los contenidos estudiados. El juego infantil constituye un escenario psicosocial donde se produce un tipo de comunicación rica en matices, que permite a los niños y niñas indagar en su propio pensamiento, poner a prueba sus conocimientos y desarrollarlos progresivamente en el uso interactivo de acciones y conversaciones entre iguales.

El juego nunca deja de ser una ocupación de principal importancia durante la niñez. La vida de los niños es jugar y jugar; la naturaleza implanta fuertes inclinaciones o preferencias al juego en todo niño normal. Durante el juego el niño inicia gozosamente su trato con otros niños, ejercita su lenguaje hablando y mímica, desarrolla y domina sus músculos, adquiriendo conciencia de su utilidad y aplicabilidad del francés.

En la escuela de Idiomas FUP abarcamos los conceptos básicos del aprendizaje en los niños para garantizar un rendimiento óptimo en las clases de francés desde las primeras sesiones.

El rol de la música

La selección de las actividades musicales en la infancia es algo que es cuidadosamente aplicado Debemos partir de unos adecuados criterios pedagógicos para seleccionar las condiciones ambientales más propicias de manera que se potencie no sólo el desarrollo de las habilidades musicales, sino también el de las cognitivas, afectivas y lingüísticas.

Con la música se mejora la orientación espacial y temporal, la socialización, la creatividad, la espontaneidad, la perseverancia, la confianza en uno mismo, la concentración, la seguridad, la atención, la adquisición del esquema corporal y, según fundamentados estudios, también la memoria verbal de los niños. En definitiva, la capacidad de aprendizaje.

El arte
  • El arte estimula ambos lados del cerebro.
  • El 70% de los niños son aprendices visuales.
  • Hay estudios que demuestran que los niños que hacen arte leen mejor y sacan mejores notas en matemáticas y ciencias.
  • Los niños aprenden usando sus sentidos y el arte es ideal en este proceso.
  • Los niños necesitan un lugar en el preescolar para expresarse.
  • El arte promueve la autoestima.
  • El arte estimula a los niños a prestar más atención al espacio físico que los rodea.