“La arquitectura no es un arte, es un servicio” Carlos Niño Murcia


El Arquitecto Carlos Niño Murcia, fue quien dio inició a las conferencias del I Coloquio de Arquitectura y Ciudad, con la exposición “La construcción de la carrera 10 de Bogotá y su condición actual”, este arquitecto quien ha tenido un gran recorrido y reconocimiento por sus obras arquitectónicas, tiene además un título de Licenciatura en […]

IMG_4306

El Arquitecto Carlos Niño Murcia, fue quien dio inició a las conferencias del I Coloquio de Arquitectura y Ciudad, con la exposición “La construcción de la carrera 10 de Bogotá y su condición actual”, este arquitecto quien ha tenido un gran recorrido y reconocimiento por sus obras arquitectónicas, tiene además un título de Licenciatura en arte por la Universidad de París –Sorbona y explicó él porque es importante el arte en la arquitectura.

Uno de sus principales aportes fue destacar que la Arquitectura no es un arte sino un servicio que se le presta a la comunidad, que debe ser útil y estar bien construida para poder hacer una mezcla con el arte que le da el componente que la magnífica y la hace bella.

De esta forma destaca la arquitectura de Popayán, pues considera que la Ciudad Blanca conserva el diseño que algún día la posicionó como una de las ciudades principales del país, además de sentir un gran amor por esta ciudad, agradece la invitación pues tiene una excusa para venir a apreciarla directamente.

“Amo a Popayán me parece una bella ciudad y venir a verla me parece una gran oportunidad, también creo que este espacio es muy importante para enseñar la historia a los arquitectos, porque es la única manera de aprender arquitectura y poderla proyectar correctamente a las personas y el sitio donde se está construyendo”.

Su postura de tratar la arquitectura como un servicio que puede apoyarse en el arte, la sustenta haciendo un paralelo entre las construcciones europeas y las colombianas, a pesar de haber cursado estudios en el 1° mundo, rescata que Colombia tiene una arquitectura inigualable, pues la naturaleza que acompaña cada rincón del país embellece las obras de los arquitectos en todos los aspectos, y  teniendo en cuenta que la industria inmobiliaria está arruinando la belleza de las edificaciones, invita a los nuevos arquitectos a repensar y concebir una arquitectura útil, moderna y bella para todos.